Los actores de la política

La política ciertamente debería de procurar el mejoramiento de la organización social a través de la dirección de la misma.  De esta manera, la idea sería que se regule el ejercicio de las intituciones que repercuten en la vida colectiva e individual. Aunque los miembros de una sociedad no siempre son actores de la misma, en sociedades como la ecuatoriana, en base a la obligatoriedad que ejerce la ley, todos lo son. El voto obligatorio es un tema de amplio debate. A través del voto, libre en elección de candidato pero coaccionado en su ejercicio por el propio Estado, el ciudadano común participa en una pequeña parte de la política. Se vuelve un actor político sin muchas veces querer serlo.

¿Es necesario que sea obligatorio? Al final del día algún político podría proponer algo que no piensa cumplir, y quienes votaron por él entrarán en una espiral de desencantos, sentimiento que se extiende en toda América Latina. Sin embargo, además de ese breve momento en el que alguien manifiesta secretamente quién quiere que maneje las decisiones del gobierno, el ciudadano común no se inmiscuye como actor político, porque al final del día la desprecia y la ve como la causa de sus males.

 

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *